Cómo Superar una Ruptura, o la Relación de Pareja como Cosa de Dos

Publicado: octubre 10, 2010 en Cómo Superar una Ruptura
Etiquetas:, , , , ,

En el artículo anterior hablaba de la ruptura como algo definitivo, a diferencia de la separación, que puede terminar en reconciliación o en ruptura. En la ruptura, la relación de pareja ha llegado al vanishing point o “punto de desaparición” de todos aquellos elementos que dieron una razón de ser a esa relación y la hicieron funcionar y crecer. El amor ha muerto o está herido de muerte, hasta el punto de hacer imposible la convivencia y la felicidad compartida.

Esto puede pasarle a uno de los miembros de la pareja o a los dos. Las causas de la ruptura suelen ser las mismas que las de la separación (diferencias irreconciliables, infidelidad, fuertes discusiones que se convierten en un hábito y enrarecen la convivencia…), con la diferencia de que el daño que provoca la ruptura es irreversible. Cómo superar una ruptura sin morir (emocionalmente) en el intento podría ser otro título para este artículo, porque de lo que se trata cuando hemos llegado a ese “punto sin retorno” es de seguir adelante con nuestra vida pero no de cualquier manera, sino viviéndola plenamente y sin secuelas emocionales.

Toma buena nota de lo que voy a decirte ahora, porque es fundamental para empezar con buen pie esa nueva vida a la que nos obligan las circunstancias de la ruptura amorosa: UNA RELACIÓN DE PAREJA ES COSA DE DOS. Parece obvio, ¿no? Y sin embargo es un concepto básico que la mayoría de las personas olvidan cuando sobreviene la ruptura. En el noventa por ciento de los casos tendemos a echar todas las culpas a nuestra pareja o, por el contrario, cargar todo el peso de la responsabilidad sobre nuestros hombros. Pero, déjame que te lo repita y grábatelo con letras de fuego en la mente y el corazón: UNA RELACIÓN DE PAREJA ES SIEMPRE UN ASUNTO DE DOS. La única excepción a esta verdad la constituirían los casos extremos de maltrato y violencia doméstica, pero ése no es el tema de este blog.

Es sumamente importante tener bien claro que el éxito o el fracaso de una relación es una responsabilidad compartida. Si caemos en el error de culpar al otro, nos invadirán sentimientos como el rencor o la ira que no aportarán nada bueno a una situación ya de por sí muy dolorosa. Pero lo peor de todo es que NUNCA NOS DAREMOS CUENTA DE NUESTROS PROPIOS ERRORES. ¿Y qué significa esto? Que, aun en el caso de rehacer nuestra vida con otra persona, tarde o temprano repetiremos esos errores, con el consiguiente riesgo de volver a fracasar. Si, por el contrario, nos culpamos de todo lo que pasó, ese sentimiento de culpabilidad no nos va a dejar levantar cabeza. Y cuidado, porque del victimismo a la depresión hay un paso.

Seamos realistas. La vida no es una película de acción con buenos y malos, héroes y villanos. Entre el blanco y el negro hay infinitos matices de gris. La mayoría de nosotros somos simplemente seres humanos con virtudes y defectos, y no obtenemos un placer sádico en amargar la vida del otro. Nuestro egoísmo nos hace cometer muchos errores, eso sí. Pero cuando algo sacude nuestras vidas hasta el punto de desafiar nuestras antiguas creencias acerca de cómo deberían funcionar las cosas, es hora de despertar nuestra conciencia y dejar de buscar culpables. Es hora de aceptar el desafío.

Me encantaría que dejaras tu comentario. Saber de tus inquietudes sobre el tema o conocer tu experiencia me ayudará a ayudarte, todos los comentarios serán personalmente contestados.

Gracias,

José M. Guillén

Anuncios
comentarios
  1. ileana dice:

    Hola.He descubierto este blog y la verdad es que me está ayudando mucho en mi situación personal.Después de seis años de relación(y de varios encuentros y desencuentros entre medias)mi pareja me ha dejado.Me ha costado mucho darme cuenta de los errores que he ido cometiendo todo este tiempo y siempre le he echado la culpa a él,porque no se implicaba apenas en la relación,y era yo “la que daba todo”,etc,etc.He tardado en darme cuenta de que aunque le quiera y él me quiera dejarme yo misma la “responsabilidad” de tirar de la pareja es un problema de autoestima en el que tengo mucho que trabajar.Como dices en tu blog,no se trata de no entregarte en el amor,pero no hay que darlo todo.No puedes no “pedir” nada a la persona que quieres y si al final no te lo entrega voluntariamente no puedes pasarlo por alto…ni a ti ni a la otra persona le haces ningún favor.He fallado en este aspecto en otras relaciones,he tenido casi siempre la sensación de que he “dado” demasiado y me han correspondido poco.Y siempre he pasado por la fase de rabia y de culpabilizar al otro.Esta vez estoy cansada de caer en el mismo circulo.La vida me está dando una lección muy dura para que aprenda de mis errores.No sé si el destino volverá a poner a esa persona en mi vida,porque a pesar de todo,es alguien que merece la pena y la primera persona de verdad con la que me he planteado compartir mi vida…lo que yo no sabia es que no estaba preparada para amar realmente a alguien…sino que primero tengo que valorarme y amarme yo.

    • laura dice:

      Hola ileana. Te escribo porque me siento muy identificada con lo que has contado. Yo también tengo la sensación de que, en mis dos últimas relaciones, la que ha dado más he sido yo. Y es que para mí no suponía ningún esfuerzo, me nace ser así cuando estoy enamorada de alguien. No puedo estar con alguien reprimiendo siempre el ser generosa, o amable o atenta, porque es que yo soy así.
      Sin embargo, tienes razón en lo de que no se puede dar todo y en que hay que pedir. Cuando le pedí a mi novio que fuera más cariñoso, se enfadó y todo terminó.
      Muchos dicen que hay que valorarme y quererse más a uno mismo y yo estoy de acuerdo, pero cómo empiezas? cómo se hace cuando te has quedado machacada, con la autoestima hecha una porquería? Me sé la teoría, pero cómo se hace? He pensado que tal vez tú podías ayudarme. Muchas gracias.

      • ileana dice:

        Hola Laura.No sé si algo de lo que te diga podrá ayudarte…Una de las partes que más cuesta superar después de una ruptura,sobre todo cuando tienes esa sensación de que has dado todo es por supuesto volver a recuperar la autoestima…En mi caso me ha costado mucho darme cuenta de que da lo mismo lo que des,poco o mucho,tú eres cómo eres y ya está…si das a alguien lo que te sale aunque no recibas nada en ese momento estoy convencida de que en realidad la que ganas eres tú.Es mejor sufrir por algo que intentaste con todas tus fuerzas,aunque no funcionase que sufrir por evitar el sufrimiento….la gente que en el fondo tiene miedo a amar por que le hagan daño sufre más a la larga..aunque no lo parezca…Y no importa lo que la otra persona haga o deje de hacer,mientras tú tengas claro que estás haciendo lo que sientes,aunque ahora lo estés pasando fatal,en el fondo,eres la que está haciendo las cosas bien…Habrá gente que te diga que no hay que dejarse llevar,que hay que dar lo que se recibe,etc..pero ¿es eso amar de verdad?Yo no lo creo.Yo empecé por aceptar lo que hice,di más de lo que recibi,y quizás mi error fue esperar algo más a cambio…Si no puedes evitar como tú dices reprimirte cuando estás enamorada no lo hagas…aceptáte tal y como eres…en algún momento la vida te colocará a alguien al lado con el que no te plantees siquiera que recibes menos de lo que das…Para mi empezar a valorarse y quererse a uno mismo es aceptarse tal y como se es,con lo bueno y con lo malo,no dejar de hacer lo que se siente porque tengas miedo a sufrir,ni porque no recibas nada a cambio…todos recibimos a veces menos de lo que esperamos y algunas veces mucho más de lo que soñábamos…pero si eres tú mismo por lo menos siempre tendrás una persona muy importante a tu lado..tú misma…y lo demás estoy convencida de que vendrá solo..Espero poder haberte ayudado en algo…Y para lo que necesites,aqui estoy.Saludos…

  2. jaime leiva dice:

    a veces cuando la comvivencia se torna difisil, y ya no hay empatia es mejor separrse porque si uno sigue ahi lo que se oaciona esmucho daño emocional, yo me acabo de separar y estoy en el procesode duelo, pero ya no era posible la convivencia, ademas haiba una diferencia de edad de 24 años y eso impeida la comunicacion y no habia intereses en comun mas vale solo que una mala compañia cuando el amor se ha acabado

    • ileana dice:

      Estoy de acuerdo,es mejor estar solo que mal acompañado.El problema es cuando sabes que hay amor por ambas partes,pero que los miedos de uno y las dudas de otro impiden el estar juntos.Yo siempre habia creido que el amor lo puede todo y que mientras haya eso y luches por ello todas las dificultades se salvan…pero ya no estoy segura de nada.

  3. Uruviel dice:

    Hola, creo que ahora mismo em hallo en ese momento de buscar culpables. No hago más que pensar en cosas que no debería haber hecho o dicho, y de pensar que si tuviera otra oportunidad lo haría de otra manera, aunque en su momento creyera que hacía lo mejor. Duele perder a la persona que quieres porque ésta deja de quererte, pero, no sé, espero poder aprender de todo esto y cometer los mismo errores. La pena es que ya no estará para poder verlo…
    Un beso muy grande

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s