Cómo Superar una Ruptura Amorosa: te Frenas o Aceleras, Tú Decides

Publicado: julio 28, 2011 en Superar una Ruptura
Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

Superar una RupturaA menudo hemos hablado en este blog de dolor. De dolor moral y de angustia física. Del sufrimiento del corazón que resquebraja los cimientos de nuestra estabilidad emocional y nos despoja, no pocas veces de golpe, de nuestras supuestas certidumbres, de nuestra confianza en el amor y la vida y de nuestra autoestima. Esta sacudida traumática de las emociones, que tira por tierra el ego y en los casos más extremos puede llegar a poner en peligro la salud mental y física, es una prueba muy dura. Pero quiero que sepas que hay lugar para la esperanza, y el objeto de esa esperanza no es una utopía ni una quimera. Es tan real como el dolor.

Puede que mis palabras te suenen a paternalistas cuando las leas. Es posible que pienses que suenan bien pero que están escritas desde la posición distante de quien, aun siendo bienintencionado, no comprende verdaderamente el estado en el que te encuentras. Permíteme que me sonría, y por favor no lo interpretes como un signo de burla o superioridad. Si tú, amigo o amiga, supieras… Deja que lance unas preguntas al aire. ¿Cuánto tiempo llevabas con tu pareja cuando rompisteis? (Yo llevaba diez años.) ¿Erais novios o estabais casados? (Pensarás que no importa, pero puedo asegurarte que sí importa, y mucho, todo es diez veces más complicado cuando en los asuntos del corazón se inmiscuyen los legalismos.) ¿Teníais hijos? (Yo tengo dos de corta edad.)

Tengo buenas intenciones, sí. Quiero ayudarte. Pero también sé muy bien de lo que hablo. Y no soy una persona especialmente fuerte, en algunos puntos puedo ser muy vulnerable. Por eso te digo, y lo hago con plena y firme convicción, que si yo superé mi ruptura… TÚ SUPERAS TU RUPTURA. Pero debes empezar teniendo muy clara una cosa: es posible que la relación con tu pareja se haya roto irreparablemente, que el amor que os mantenía unidos haya muerto. Pero TÚ no has muerto, TÚ sigues viviendo. Y por muy grande que haya sido la influencia de tu ex pareja en tu vida, por mucho que te haya marcado su presencia (y ahora su ausencia), TÚ sigues siendo TÚ. Y en tu esencia está el freno pero también el acelerador. El freno que puede apalancarte en el pasado y el acelerador que puede impulsarte al futuro están dentro de ti, en ti mismo, y sólo TÚ decides qué pedal quieres presionar: el que te estanca en tu sufrimiento y te pudre lentamente, o el que te libera de él para hacer “carretera y manta”, en marcha a la velocidad que tú decidas pero en marcha hacia adelante.

El problema es que demasiadas veces esperamos que alguien active el botón por nosotros o, lo que es más improbable, que se active solo. Si ése es tu caso, puedes cansarte de esperar porque no pasará. Algunas personas podrán aparecer en tu vida y darte un empujón (familia o amigos, por ejemplo), pero esto sólo servirá para “calentar motores”. El pie que debe pisar el acelerador es tu pie, y las manos que han de coger el volante han de ser tus manos. El dicho “más vale malo conocido que bueno por conocer” siempre me ha hecho cierta gracia (por una vez tengo que mostrar mi disconformidad con la sabiduría popular). Pero tú te aferras a lo “conocido” aunque te haga daño, simplemente porque ese daño te resulta “familiar” y lo prefieres a la incertidumbre de lo que no conoces a pesar de que lo desconocido pueda abrirte nuevas puertas a la felicidad.

Ahora piensa una cosa. Piensa en lo corta que es la vida. ¿Ochenta años de promedio? En el mejor de los casos, claro, si no se trunca antes por mil y una posibilidades que hacen de esta vida algo tan incierto como excitante. Y de esos ochenta años (o noventa o los que quieras, lo que dura un bostezo en cualquier caso comparado con la historia de los tiempos)… ¿cuántos podrás vivir en la plenitud de tus facultades físicas y mentales? Tal vez todos, pero eso ni tú ni yo lo sabemos. Entonces, por muy dolorosa que te resulte la experiencia de tu ruptura amorosa, ¿cuánto tiempo de tu vida quieres dedicar a regodearte en ella? ¿Unos meses, unos años? Como quieras, pero el reloj que marca tu existencia en este mundo es implacable y no se para ni se retrasa nunca. Y no es mi intención deprimirte aún más con esta reflexión, sino todo lo contrario. Piensa en alguno de tus actores o actrices favoritos del cine clásico, tan jóvenes y llenos de vida en el pasado, tan hermosos antaño y ahora marchitados en su vejez o simplemente ausentes.

¡No tenemos tanto tiempo como para desperdiciarlo en sufrir! ¡Ni por desamor! Urge que te recompongas, que dejes de torturarte por lo que pudo ser y no fue y concentres todos tus esfuerzos y energías en imaginar otra realidad e ilusionarte por un futuro emocionante en su incertidumbre. Esto es lo que yo llamo RESURRECCIÓN. Pero si encuentras en la palabra alguna connotación religiosa que no es acorde con tus creencias (o escepticismos), sustitúyela por el término REGENERACIÓN. Es lo mismo, en el fondo.

Tienes dos opciones.

Frénate. O acelera.

Yo te aconsejo que, de momento, pises el acelerador a fondo.

Luego, cuando hayas salido del barrizal, ya tendrás tiempo y oportunidad para hollar caminos con el conocimiento que te ha dado la experiencia. Pero serán caminos nuevos y más gratificantes que el lodazal de tus actuales emociones.

José M. Guillén

(Comparte tu opinión o experiencia, no olvides que también puedes suscribirte para estar al tanto de los nuevos posts que se vayan publicando. ¡Es gratis!)

Anuncios
comentarios
  1. anonimo. dice:

    El sufrimiento y el amor son sentimientos que a veces podemos llegar a relacionarlos, cuando no son causa ni consecuencia una de la otra. La vida son instantes, instantes buenos y malos, instantes que nos hacen sentir bien o mal. Sin embargo, hasta los momentos difíciles tienen algo de luz.

    Hay ocasiones en las que buscamos una explicación o razón por la cual nuestra relación termino, y no la encontremos. Es probable que solo exista una razón y que la veamos en un futuro.
    Hoy pienso en esa explicación, hoy lucharé en dirigirme hacia esa dirección, en la cual me encuentre, y sea una mejor persona dentro de mi y hacia mi mismo. No me apresuraré en encontrarme, trataré de sacarle el mayor provecho a lo que se me presente en el camino.
    En el trayecto reconoceré mis talentos y mis virtudes, creceré como ser humano. Aunque hoy, sienta que el cielo me aplasta, saldré adelante. Caminaré con la carga de sentimientos encontrados e impotencia que llevo en la espalda. Lo cual me hará más fuerte, tan fuerte que llegará el momento que ya no me pesará. Aprenderé que la vida te pone obstáculos que no se superan rodeándolos, se superan pasando sobre ellos.

    Sé que me veo en un futuro siendo feliz, y muy probable en estos momentos sea feliz, pero mis emociones me nublan.
    Siempre esperamos que la vida o el destino nos de algo a cambio, cuando de la única persona que debemos de recibir algo, es de nosotros mismos. Hoy me daré ese regalo, el regalo de confiar en mi mismo, de saber que puedo.

  2. laura dice:

    En primer lugar, muchas gracias por tus artículos. Son siempre esperanzadores y comprensivos. Como ya ha dicho alguien en esta página, lo lees y te sientes mejor, más tranquilo.
    Quería preguntarte si podrías escribir algún día algo sobre lo que viene un poco después de la casi superación de la ruptura para algunas personas. A veces, llegas al entendimiento y la aceptación de la ruptura y de lo que falló en la relación, pero entonces entras en una fase de inseguridad y miedos que, si bien no es tan intensa, también es dolorosa. Me refiero a esa parte en la que tienes la autoestima más baja, tienes miedo a estar solo, a no encontrar nunca a nadie con quien poder compartir tu vida, etc. Tal vez esto no le pase a todo el mundo, pero yo lo viví así. Puede que sea la incercia de estar en una relación o el desconocimiento de uno mismo, no sé, pero te agradecería que nos hablases sobre esto también: cómo serenarnos, ganar el pulso a nuestros miedos, volver a ser autónomos, volver a querernos a nosotros mismos, no tener miedo a la soledad…
    Muchas gracias

    • paco dice:

      Bueno, es la primera vez que participo en un blog, y simplemente deciros que lo estoy pasando mal, hace tres meses aproximadamente mi mujer y yo hemos roto la relación, despues de casi diez años, es muy duro para mí, sobretodo cuando yo estaba loquito por sus huesos. Tenemos dos hijos preciosos, ahora estoy solo en mi piso, mañana es mi cumpleaños, y francamente este puente lo estoy pasando regular. De todas formas ya estoy en la fase de aceptación, pero sigo con mucho dolor. Mis amigos y familia me están apoyando mucho, aunque al final de esto tiene que salir uno solo, y superarlo uno solo. Nada mas

  3. Danny dice:

    Hey, muchas gracias por estas palabras, la verdad es que busco ponerme mejor. Acabo de salir de una relación que la considere duradera, fuerte, sólida, pense que ya me llegaba la hora del matrimonio, pero no, para bien o para mal ya término, les confieso que muy en el fondo de mi corazón quiero regresar con ella, y es ese deseo, es ese amor profundo que esta bien calado en mi corazon el que me impide ponerme bien. Aun espero un mensaje de ella al celular diciendo que quiere regresar conmigo, aun espero que me busque, pero se que eso no pasará. Hoy en día estoy buscando alternativas para ponerme bien, para no decaer en la depresión, una vez ya me paso esto en menor proporción, pero se que tengo la fortaleza para salir adelante, curarme esta herida y volver a encontrar el amor de mi vida. Tus palabras me dan ánimo, es justamente por eso que navego por internet en busca de ánimos de gente que no me conoce pero que sabe lo que siento. Fuerza para todos los que pasamos por esto.

  4. paco dice:

    Magnifico el artículo para darte ánimos. Sigue machacando con los ánimos que nos das, a los que hemos sufrido una ruptura amorosa. Tan dolorosa. Coincido contigo J.M Guillén en las circunstancias de nuestra ruptura, despues de 10 años de relaciones estables en pareja y con dos hijos, la ruptura en mi vida ha hecho que todo se vaya al garete. Nuestros proyectos de vida, de futuro, etc, etc. con todo lo que ello conlleva un nuevo planeamiento de mi vida, mi soledad, mis hijos a distancia, mis recuerdos…. Solo que yo llevo unos seis meses separado y todavía sufro abundantemente, por eso necesito, te pido que continues con tu labor, que la labor que haces, es magnífica, te estoy muy agradecido y me ayuda mucho.
    Yo estoy en esa fase, en donde ha pasado un tiempo prudencial, y han pasado los peores momentos: la noticia, la nueva situación, la aceptación, el primer dolor… pero todavía despues de seis meses, tengo momentos buenos y malos. Los momentos buenos son cuando miro el horizonte con optimismo y me digo: tengo toda una vida por delante, para conocer nueva gente, para volver a ser feliz. Los momentos malos son cuando recuerdo momentos con mi ex y con mi familia todos juntos. Estos son los peores, porque ademas fueron buenas experiencias.
    Creo que voy a escribir en esta página mas de una vez, con ello me desahogo y de paso te agradezco todo lo que haces escribiendo estos artículos y dándonos ánimos, porque hay mucho dolor en mucha gente, con la que me siento identificado. Te animo a que sigas participando en la página. Gracias una vez mas.

  5. Eve dice:

    He roto con mi pareja , y estoy rota por dentro. No hemos acabado mal, sino porque no podemos estar juntos, y el no busca un futuro para poder estarlo. No hago mas que llorar, y pensar en su sonrisa, y las ultimas semanas que estuve con el no hacia mas que pensar lo agobiada que me sentía y que esa situación no me valía la pena para mi futuro. Pero ahora, me siento culpable, deberia de haberme callado y aguantar….nose que hacer, no tengo ganas de salir, ni de conocer hombres, tengo asco. Me siento muy sola.

  6. Juandy dice:

    Danny me gustaria ablar contigo por mail y eso y que me contases por que yo ando en un caso parecido y necesito apoyo, de echo estoy iendo a un especialista y cada vez esa nube que me impide ver el sol se va haciendo mas claro, el problema es que doy tres pasos adelante y dos atras por que la llamo o la mando sms y es lo peor parece que solo me guarda rencor, se que no es eso pero por su caracter la alejo mas que la acerco a mi. mi correo es montaraztrancas@hotmail.com

  7. miguel dice:

    Me casé, enamorado, me casé después de 12 años de relación, sentimos que ya estábamos casados, pero solo era una formalidad, vivir lo que todos sueñan, lo hicimos y estábamos felices, de pronto todo abajo 11 días después del matrimonio, un mail de una infidelidad se atraviesa y comienza un proceso doloroso y lleno de responsabilidades, nada que hacer ya lo había echo, yo había sido infiel hace 9 meses, por un periodo de 3 meses que consideró 4 encuentros, eso fue suficiente para destruir la ilusión, ya no servía ni el arrepentimiento ni las promesas, mi ex mujer, tomo la decisión con calma, de manera madura y tardó 3 meses en definir que ya no quería más, se dio cuenta de todos los errores que yo había cometido durante 12 años, ausencias, expectativas no cumplidas y otros detalles, llevo 5 meses desde entonces, desde mi matrimonio, que ella declara como un chiste, me duele pero es cierto, así lo vive, me fui de casa hace dos mese y medio, y está con otra persona, lastima mi ego, y eso no importa cuando imagino el dolor que le causé, aprendizaje???? puede ser…. pero, no quiero seguir aprendiendo a este costo, es demasiado doloroso, sólo sé que las consecuencias de nuestros actos perjudican a tantos como hemos dicho amar.

  8. Ruben morcillo pelicano dice:

    Muchas gracias espero que me sirva

  9. Miguel dice:

    Es a mí a quien espero. De mí de quien espero el amor. El Amor Verdadero se encuentra en mi, pues es amar de verdad, entonces, cada cosa amada es el verdadero amor. Sin garra, sin peso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s